TE CONTAMOS UN POCO

DE NUESTRA

HISTORIA

El abuelo Salvatore, era una persona completamente encantadora. De sonrisa fácil y corazón generoso, enamoraba a todo el mundo con sus dotes culinarios.

Cualquier platillo, era motivo para llenar su casa, estar todos juntos y dedicarle todo tipo de halagos por semejantes manjares.

Recuerdo que en sus mesas abundaba la comida. Y también la competencia.

Hermanos, primos, amigos y amigos de amigos. Todos, querían comer.

Pero a pesar de los celos que generaban “esas bocas de más”, el abuelo nunca se quedaba corto. Salvo en una ocasión. Cuando hacia su famoso gelato. Hasta los vecinos venían a mendigar, aunque sea, una cucharadita. Por dios, qué delicia.

Y es así como bajo esta textura y, dada su gran amabilidad, el nono decidió plasmar toda su magia en una heladería y compartir sus sabores y secretos con todo el mundo.

Allí nació

Don Salvatore Gelateria.

Para que cuando nos reunamos, abunde la felicidad y los gustos. Principalmente el gusto de juntarnos y disfrutarlo juntos.

Don Salvatore Gelateria Heladeria Helados Waffles Pinamar y Costa Esmeralda